Club Atlético
Justo José de Urquiza
La Historia
La Sede
Las Inferiores
Las Fotos
Varios
 

Fundación

Su historial publicado oficialmente en una revista editada con motivo de la celebración del Cincuentenario de su Fundación dice:
"8 de Junio de 1936 - 8 de junio de 1986 - Se cumplen cincuenta años de un ciclo institucional."

¡Medio siglo de vida! Y al decir de los documentos a la vista, la Asociación Social y Deportiva "Justo José de Urquiza", nace de una fusión de los clubes Social, Atlético Unión y Atlético Caseros.

En antiguos escritos por quienes en su momento tal vez no hayan pensado que serían parte de la historia del Club, volvemos a repasar etapas vividas por gente que con desinteresada labor, con esa cuota de vocación por el bien común hizo tanto.

Testimonian los recuerdos que para formalizar el tratado de la creación de la nueva Institución, los Clubes interesados nominaron una terna de delegados, representando al Club Social los Sres. Luis M. Sáenz, Alberto Seisdedos y Emilio Buceta; al Club Atlético Unión los Sres. José L. Vázquez, Enrique Aringoni y Ernesto R. Rousset y al Club Atlético Caseros, los Sres. Dante Giorgi, Oscar Varaona y Sergio Moglia.

Quedó acordado que por sorteo sé eligiría quién de los presidentes de las Instituciones pactantes ocuparía al principio igual cargo en el nuevo Club y el orden en que lo harían en restantes períodos sucesivos, resultando electo el Sr. Juan Carlos Pena.

Como en el acta de fusión se estableció que todos aquellos que ratificaran su inscripción como asociados serían sus fundadores, su nómina son extensa. Tomando los primeros datos que hallamos en el tarjetero de socios en resguardo en el archivo, vemos que con fecha 8/6/36 ratifican dicha condición, figurando en el número 1/1 el Sr. Pedro P. Almirón, y sucesivamente, Humberto C. Apollonio, Eduardo Caferatta, Cándido Portela, Argentino Bértola, Ginés Giacomini, Juan Pedro y Luis Maggi, Antonio y Luis Mazoti, Rodolfo Merand, Juan Sívori, Antonio Torchia y muchos más.

Al darse nombre a la Institución naciente, se pensó en el de algunos de nuestros próceres patrios, y entre ellos y por haber luchado en Caseros, recayó en Justo José de Urquiza.

La revista resalta que entre sus asociados figuró gente que tuvo importante función lugareña y cuyo nombre fue dado a calles de Caseros, como Julio Perdiguero, Wenceslao de Tata, Martín Fernándes d'Oliveira, por decir algunos.

En su cincuentenario, año 1986, la Comisión Directiva estaba integrada de la siguiente manera:
Presidente: Dr. Jorge Hugo Aroldo; Vicepresidente: Sr. Raúl Cobián; Secretario General: Carlos Silvestri; Prosecretario: Francisco E. Scolaro; Secretario de Actas: Luis Raúl Broggi; Tesorero: Osvaldo Barbieri; Vocales Titulares: Juan Oscar Moreno, Julio Alvarez, Norberto Badoneschi, Ernesto A. Bernardou, Bartolomé Quinterno; Vocales Suplentes: Héctor Brioschi, Ricardo Ramajo y Alfredo Gianneta; Revisores de Cuentas Titulares: Oscar Scarsi, Carlos Spinetta; Suplente: Antonio Mazzeo.

Bellos recuerdos son los que la revista expone en sus distintas páginas, porque al hacer un repaso de sus variadas actividades de otros tiempos, traía al presente nombres de personas tradicionales de nuestro Caseros, que fueron parte de la Institución, por eso repetimos lo que en ella se lee:

ASOCIADOS QUE PARTICIPARON EN DISTINTAS SUBCOMISIONES

Damas:
En la revista se dice: La mujer siempre participó de una manera u otra en nuestra Institución, organizando fiestas, desfile de modelos, reuniones de té-canasta o adornando las instalaciones en acontecimientos importantes, dando al Club ese fino toque femenino tan necesario.

Una Subcomisión por ellas formada en el año 1964 fue presidida por la Sra. Juana A.N. de Buceta, acompañada por las Sras. Lidia F.O. de Diehl, Clara D. de Pirez, Emilia de Parodi, María J. de Cuviello, Dolores de Méndez, Ernestina de Ferrari, Angeles de Raponi y las Sritas. Cristina Favale y Ana Duprant.

Otras damas que integraron Subcomisiones de Fiestas fueron por ejemplo, Año 1970: Sras. Carlina A. de Lutz, María A. de Debandi, Amalia Quinterno de Gil, Laura G. de Giacobone, Esther C. de Gianfredo, Nelly F. de Broggi y las Sra. Marta Inés Quinterno, María Cristina Giordani, Dora Pérez, Noemí Márquez y Mabel Gil.

Lo que se expresa seguidamente son hechos que no figuran en la revista, pero de público conocimiento, puesto que intervinieron dirigentes, asociados, personas y autoridades ajenas al club. La Institución debió reponerse de un duro golpe, ya que lo que ninguno de sus dirigentes y asociados hubiera imaginado se produjo en determinado momento. El terreno que tradicionalmente ocupara desde la fecha de su fundación como Justo José de Urquiza, en Kelsey 51 y que heredara del Atlético Caseros de cuya fusión, como se dijo al principio nace precisamente "J.J.", lugar que el Atlético poseía desde 1924 no como dueño sino con el consentimiento de sus propietarios, que como a tantas instituciones a lo largo y ancho del país son cedidos para ser utilizados para el bien público y donde de hecho se las habilita para construír instalaciones a tales efectos, Urquiza remodeló aquel predio con aquella antigua cancha cercada con alambrado y cinacina delimitando el sitio, haciendo una nueva cancha de fútbol, cercada con pared de material premoldeado, sus correspondientes tribunas también del mismo material y vestuarios actualizados. Aprovechando el terreno libre se construyó una cancha de fútbol infantil sobre piso de tierra, una pileta de natación para niños, pero no pudo terminar la pileta de natación para mayores (ya estaba hecha la excavación) porque debió restutír el lugar sin compensación alguna, puesto que el fisco pasó a ser nuevo propietario de las tierras y las creyó necesarias para otros fines. De las tribunas de material que testimoniarían un recuerdo, nada queda, puesto que al igual que las paredes fueron demolidas.

Dirigentes y asociados, cada cual en su momento, se unieron férreamemte para lograr otras tierras y así fue como la Institución, con el apoyo de la Municipalidad ya en su era democrática, por ejemplo se recuerda que en los momentos críticos, cuando más se hacía cuesta arriba ubicar algún predio dentro de Caseros o del Partido, al entonces Intendente, Héctor Dáttoli, y los concejales Carlos Aragón y Raúl Gallardo, como así también el vecino de Caseros, Sr. Rodolfo Aroldo, en su voluntariosa y reconocida tarea de entrevistar distintas autoridades para que colaboren en favor de lo que la Institución requería.

De tal manera se consiguió en préstamo un predio de seis hectáreas y si bien el mismo no se encuentra en la Ciudad de Caseros, está ubicado dentro del Partido de Tres de Febrero del cual Caseros es parte.

Allí, cercano al cruce del arroyo Morón y el camino del Buen Ayre, Barrio "El Libertador", el Club volvió a la construcción y hoy se puede apreciar en el lugar totalmente cercado con pared de ladrillo y parte de rejas, una hermosa cancha de fútbol con un piso de césped de excelente calidad, tribunas populares de cemento y plateas, cerco periférico base de cemento y parte alta de alambre olímpico reglamentario, cabinas de transmisión y vestuarios de primerísimo nivel. Se complementa con playa de estacionamiento y dos canchas auxiliaraes donde se practican fútbol infantil y femenino.

Ello se logró hacer en un descampado que asemejaba ser un enorme pozo por su bajo nivel de piso y con zanjones que drenaban al Morón, donde con la colaboración del Municipio se volcaron para la nivelación del terreno, según trascendió públicamente, alrededor de diez mil camionadas de tierra, con el permanente apoyo del Sr. Ramón Roque Martín, quien donó la totalidad de los ladrillos para el cercamiento del predio. Las obras, vale recordar, eran ideadas y supervisadas día a día por la Subcomisión del Polideportivo a través de los asociados del Club, Sres. Mario Julián Pietanza, Horacio Arregui, Víctor Hugo Jofré, el Dr. Jorge Hugo Aroldo, acompañados de muchos otros asociados quienes en el momento preciso pusieron su granito de arena.

Retomando lo que dice la revista...

UNA PARA LA NOSTALGIA:
En la pintoresca "Pérgola" de Kelsey 51, allá por los años '41/'42, se organizaban bailes de Carnaval con grandes orquestas y también interesantes Kermeses. ¡Cuántos Urquicenses recordarán aquellos lindos tiempos


kaser Copyright © 2004/2012 www.jjurquiza.com.ar