Club Atlético
Justo José de Urquiza
La Historia
La Sede
Las Inferiores
Las Fotos
Varios
 

Noticias


J.J.Urquiza 1 - Lamadrid 2
Publicado el 19 de Septiembre de 2010

Sábado 18/09/2010 - Fecha Nro 8 del Campeonato de Primera División "C" 2010-11

J. J. URQUIZA (1):
1- Nicolás Peranic
2- Mariano Randulfe
3- Emanuel Valinotti
4- Eduardo Dávila
5- Sebastián Antúnez
6- Claudio Steinbach
7- Diego Grecco
8- Diego Toledo (C)
9- Nicolás Vara
10- Adrián Maldonado
11- Claudio Galeano

SUPLENTES: 12- Luciano Berro; 13- Pablo Guzmán; 14- Maximiliano Ojeda; 15- Facundo Aguirre; 16- Jonathan Díaz; 17- Germán Sotto; 18- Hernán Antoniades

DIRECTOR TÉCNICO: Mariano De La Fuente
AYUDANTE DE CAMPO: Roberto Manassi
PREPARADOR FÍSICO: Fernando Castillo
ENTRENADOR DE ARQUEROS: Fabián Luchetti
COORDINADOR: Carlos Díaz
MÉDICO: Gabriel Del Río
KINESIÓLOGO: Diego Otaño
MASAJISTA: Pablo Pérez
UTÍLERO: Roberto Alamo


GENERAL LAMADRID (2):
1- Martín Zurlo
2- Guido Cellesi
3- Manuel Ledesma
4- Nicolás Pizarro
5- Víctor Sarancini
6- Adrián Rossi (C)
7- Gastón Lescano
8- Matías Giménez
9- Emiliano Mosman
10- Abel Flegenal
11- Ignacio Toscani

DIRECTOR TÉCNICO: Jorge Franzoni

SUPLENTES: 12- Sebastián Gambetta; 13- Mauro Pitto; 14- Mariano Russo; 15- Jonathan Stingard; 16- Alberto Martínez; 17- Darío Gianaschi; 18- Pablo Monge

Goles: PT 11´Toscani y 39´ Pizarro (LAMA) ST: 30´ Toledo (JJU)

Amonestados: Dávila, Steinbach y Vara en JJ, y Cellesi, Flegenal, Lescano, Russo y Gianaschi en Lamadrid.

Expulsados: 14 ST Diego Grecco (JJU)

Cambios en J.J.Urquiza: ST: 0´ Antoniades por Antúnez; 27´ Aguirre por Maldonado y 40´ Ojeda por Vara
Cambios en Lamadrid: ST: 21´ Russo por Toscani; 24´ Gianaschi por Lescano; 42´ Stingard por Rossi

Árbitro: Martín Gonaldi \
Líneas Daniel Fernández y Pablo Velardez\

Estadio: Ramón Roque Martín

Comentario (Por Nicolas Souto):

Las últimas semanas se había visto a un Justo José de Urquiza que ligaba más de la cuenta y que, sin jugar bien, había cosechado dos triunfos importantes. El Porvenir y Defensores de Cambaceres debieron rendirse ante el Celeste, que parecía volver a amenazar con llegar a la punta. Sin embargo, en el esperado partido con Lamadrid, el Jota salió como relajado ante los puntos que había conseguido. Y, eso fue suicida, porque los de Devoto entendieron como debían jugar, ante un público de aproximadamente 350 personas, y se llevaron la victoria de Barrio Libertador.

De La Fuente solo tenía pensado hacer dos cambios para este encuentro: Eduardo Dávila, quien volvía de una distensión en su rodilla derecha, por Pablo Guzmán y Grecco, quien recuperaba la titularidad por Maximiliano Ojeda. Pero, a último momento, Damián Salvatierra tuvo una infección en una de sus muelas (Nota del R: si bien se trató, aún le cuesta un poco hablar) y no pudo jugar, aunque alentó a sus compañeros desde la platea. Entonces, el Dt. decidió poner a Nicolás Vara desde el principio (cosa que sucedió por primera vez en la presente temporada), para que ayudara a Adrián Maldonado en la creación y asistiera al único delantero: el “Tanque” Toledo. De este modo, el entrenador iba a optar por un cambiante 1, 3, 4, 2, 1, ya que Emanuel Valinotti tenía la función de subir y bajar por el sector izquierdo.

Por su lado, Jorge Franzoni optó por un 1, 4, 3, 3 que le daría sus frutos, porque Emiliano Mosman, Abel Flagenal y Gastón Lescano supieron como complicar a la última línea del Celeste. Del mismo modo, en la izquierda del mediocampo, Toscani sería un problema constante.

El encuentro tardó un poco en armarse, en los minutos iniciales, pues ambos contrincantes se estudiaban demasiado. El Jota atacaba para la antena de una conocida radio y Lamadrid para Barrio Libertador. La pelota se iba afuera en varias ocasiones y el juego era muy cortado. Recién a los siete minutos se produjo la primera jugada, cuando Manuel Ledesma remató desde la izquierda y afuera, porque Eduardo Dávila lo marcaba con corrección. El Jota respondió 120 segundos después, pero el remate desde la derecha de Toledo se fue muy desviado.

El reloj marcaba los 11 minutos, cuando llegó la primera jugada increíble. Resulta que Lescano tocó la pelota con Mosman, desde la izquierda, y éste remató en diagonal y muy suave. Cuando parecía que la pelota iba a entrar en el arco de Peranic, Mariano Randulfe hizo lo posible por sacarla… Pero, como justo llegaba Toscani por la derecha, el “rubio” se tiró y la empujó a la red, decretando el 1-0.

El gol fue un mazazo para Urquiza, que perdió el balón y el mediocampo. A los 14´, la defensa Celeste quedó mal parada y Mosman remató ante un seguro Peranic, quien atajó sin dar rebote. El principal motivo de los problemas defensivos se generaba cuando Valinotti subía al ataque, porque Dávila, Randulfe y Steinbach quedaban para la marca y no podían con la velocidad que mostraban los delanteros del “carcelero”.

Luego de un penal que Ledesma le cometió a Galeano, Gonaldi no cobró nada. A los 26´, tras dar una media vuelta, Lescano ejecutó un tiro libre que pegó en la barrera y se fue al corner. Los de Devoto seguían intentando y a los 32´ Guido Cellesi remató desde la derecha, pero Peranic atajó sin dudar.

El Jota parecía estar fuera del verde césped y recién a los 34´ Maldonado pudo asustar con un disparo que atajó el ex Cambaceres, Martín Zurlo, después de una serie de rebotes.

No obstante, eso era muy poco y Urquiza necesitaba encontrarse a sí mismo. Lamadrid parecía que ya lo había conseguido y se encargó de confirmarlo a los 39´, cuando Pizarro remató de zurda por la derecha, tras un tiro libre.

Si el 0-1 era justo, el 0-2 resultaba peligroso, porque el margen de error era mucho más acotado para el Celeste. Y, aunque hace un año había dado vuelta un 0-2 en el “Enrique Sexto”, no todos los cotejos son iguales.

A los 42´, Flagenal tuvo un tiro libre que pasó muy cerca del travesaño que defendió Peranic. Al instante, Gonaldi no cobró un penal de Víctor Sarancini, quien había tocado la pelota con la mano, y antes tampoco había cobrado uno de Randulfe.

A los 47´ casi se produce un gol en contra de Lamadrid, cuando Vara tiró un centro por la derecha, Toledo cabeceó y un defensor la mandó al tiro de esquina. Tras el mismo, Randulfe le bajó la pelota a Steinbach, quien remató muy arriba del arco.

Así llegó el entretiempo, en el que se esperaba que De La Fuente hiciera algún cambio para levantar la imagen de sus dirigidos. El reemplazado fue Sebastián Antúnez, quien no había rendido bien, y el reemplazante Hernán Antoniades, quien tal vez debió entrar desde el primer minuto.

En el arranque del segundo tiempo, Urquiza tuvo una jugada en los pies de Valinotti, quien remató ante un firme Zurlo. Parecía que el equipo se había dado cuenta de que debía descontar rápido, lo que finalmente no sucedería.

A los nueve, Flegenal remató afuera y así recordaba que Lamadrid seguía en el partido. Por su parte, Urquiza necesitaba el gol y necesitaba a todos sus jugadores para lograr la heroica. Bueno, eso no sería posible. ¿Por qué? Porque después de que no le cobraron un penal que resultó menos claro que los anteriores, Grecco se iría expulsado.

El cotejo siguió su rumbo y a los 22´ Antoniades remató afuera. Enseguida, Mosman respondió con un centro que intentó ser remate y se fue lejos. Luego de eso se producirían más cambios, pero en la visita: Mariano Russo y Darío Gianaschi ingresaron por Toscani y Lescano respectivamente.

Minutos más tarde llegaría el ingreso de Facundo Aguirre, quien jugó por primera vez en el torneo y le trajo aire al equipo, por un Maldonado que no pudo descollar como en sus mejores partidos. Así fue como a los 30´, Toledo remató al ras del suelo desde la derecha y alcanzó los cuatro tantos en el campeonato…

Aún faltaba un lapso del encuentro. Y, mientras De La Fuente le dio unos minutos a Maximiliano Ojeda, por Vara, Franzoni hizo lo propio con Jonathan Stingard, por Rossi.

El Celeste tuvo su última chance importante a los 43´, cuando Valinotti tiró un centro, cabeceó Toledo y Aguirre no llegó. Por su lado, Lamadrid tuvo otra oportunidad de marcar a los 45´, cuando Flagenal remató ante un Peranic que salvó al Jota del tercero. Él otro que fue importante para evitar el gol fue Steinbach, quien no coronó un buen encuentro.

Así se fue el tiempo y el plantel de Urquiza se retiró con la sensación de que le faltó algo a su fútbol. No solo la suerte cambió de lado, sino que se notaron imprecisiones en todas las líneas. Tal vez se puede exceptuar en parte a Toledo, quien al ser el único delantero debió luchar más de la cuenta. Aunque, eso no le impidió marcar un gol.

En definitiva, el Jota dio un paso hacia atrás y eso se debió a los errores que cometió el equipo. Pero, como el fútbol siempre da revancha, Urquiza deberá darle otra vuelta de página a su historia, ante Fénix y en Pilar…




kaser Copyright © 2004/2019 www.jjurquiza.com.ar