Club Atlético
Justo José de Urquiza
La Historia
La Sede
Las Inferiores
Las Fotos
Varios
 

Noticias


L.N.Alem 2 - J.J.Urquiza 0
Publicado el 23 de Marzo de 2011

30º fecha del Torneo de la Primera C, temporada 2010/ 2011.

LEANDRO ALEM:
1- Héctor Santillán
4- Maximiliano Ramasco, 2- Javier Valenzuela, 6- Maximiliano Rivas Bolaños, 3- Rodolfo Carmarán
11- Fernando Rocha, 8- Daniel Muñoz, 5- Omar Benítez, 10- Damián Aiello
9- Daniel De Santis, 7- Gabriel Manzini

Suplentes: 12- Agustín Giacoia; 13- Denis Segovia; 14- Eduardo Zone; 15- Ezequiel Arguello; 16- Marcelo Cristeff; 17- Omar Paez; 18- Lucas Rodríguez

DT: Pablo Garabello
AYUDANTE DE CAMPO: Pablo Olguín
PREPARADOR FÍSICO: Alejandro Fleitas
MÉDICO: Rodolfo Baldan
UTÍLERO: Juan Pergola

Cambios: ST: 0´ Rodríguez por Ramasco; 6´ Arguello por Segovia; 38´ Zone por Manzini


J.J.URQUIZA:

1- Luciano Berro
4- Pablo Guzmán, 2- Eduardo Dávila, 6- Claudio Steinbach, 3- Emanuel Valinotti
7- Claudio Galeano, 5- Diego Grecco (C), 10- Sebastián Antúnez, 8- Bruno Policella
11- Jorge Ubiría, 9- Filmar Hidalgo

Suplentes: 12- Fernando Cáceres; 13- Matías Barcos; 14- Germán Tocino; 15- Germán Sotto; 16- Nicolás Vara; 17- Edgar Areruma; 18- Damián Salvatierra

DIRECTOR TÉCNICO: Walter Cataldo
AYUDANTE DE CAMPO: Juan Carlos Cataldo
PREPARADOR FÍSICO: Maximiliano Sa
PREPARADOR FÍSICO: Guillermo Silicaro
ENTRENADOR DE ARQUEROS: Julio Rebolledo
Médico: Gabriel Del Río
Kinesiólogo: Daniel Bramuglia
Masajista: Pablo Pérez
Utílero: Roberto “Chibi” Alamo

Cambios: ST: 14´ Barcos por Galeano; 27´ Salvatierra por Hidalgo; 37´ Sotto por Policella

Goles: ST: 6´ Manzini, de penal; 34´ De Santis

Amonestados en L.N.ALEM:
PT: 29´ Valenzuela; 48´ Rocha
ST: 44´ Rivas Bolaños

Amonestados en J.J.URQUIZA:
PT: 14´ Grecco; 25´ Ubiría; 44´ Galeano
ST: 6´ Berro; 43´ Barcos; 46´ Steinbach

Expulsados: PT: 37´ Guzmán (Roja directa); 39´ Dávila (Roja directa) (JJU)

Estadio: Juan Carlos Pérgola

Arbitro: Hernán Mastrángelo

Línea 1: Sebastián Faldutti
Línea 2
: Juan Manuel Massa


Comentario por Nicolás Souto.
Ya ha quedado claro que al Celeste de Caseros le cuestan mucho más los equipos que están debajo de la tabla que los que están arriba. Leandro Alem no fue la excepción y así marcó la realidad en la que se encuentra Urquiza. No obstante, es cierto que las expulsiones condicionaron el partido que se disputó en el estadio Juan Carlos Pérgola. Por lo tanto, uno de los trabajos que el Cuerpo técnico deberá realizar, en lo que resta de la semana, es que los jugadores aprendan a controlar las emociones dentro de la cancha. Ya se ha hablado mucho de esto y se hablará mucho más, pero sí Jota Jota tiene aspiraciones de luchar por el segundo ascenso no puede seguir perdiendo o empatando y, mucho menos, no puede seguir teniendo expulsados todas las fechas (Nota del R: Desde que comenzó el certamen, el Celeste ha sufrido 13 tarjetas rojas, a razón de una cada 2,30 partidos).

Por eso, el partido ante Alem se presentaba como la ocasión propicia para enderezar el rumbo perdido. Cataldo metía dos cambios, uno obligado (Guzmán por el suspendido José Lamanna) y el otro táctico (Wilmar Hidalgo por Damián Salvatierra, de bajo rendimiento). Manteniendo el sistema 1,4,4,2, Sebastián Antúnez tenía la función de manejar la pelota, pues Nicolás Vara tuvo que quedarse otra vez en el banco de suplentes. A su vez, Emanuel Valinotti tenía la función de subir por la izquierda (Esta vez no lo hizo tanto o no lo hizo tan bien como suele hacerlo), por lo que la táctica pasaría rápido a un 1,35,2.

Por su parte, el técnico del “lechero”, Pablo Garabello, quien había presentado la renuncia hace poco pero recibió el apoyo de los dirigentes, modificaba su sistema de un 1,4,3,1,2 a un 1,4,4,2. Las modificaciones eran cuatro, dos obligadas (Damián Aiello y Omar Benítez reemplazaron a los suspendidos Iván Blanco y Carlos “lobo” Cordone) y dos tácticas (Maximiliano Ramasco y Fernando Rocha hicieron lo propio con José Ríos y Eduardo Zone). Era evidente que los delanteros, Manzini y De Santis, recibirían el balón en todo momento para tratar de vulnerar a Luciano Berro.

Al minuto de juego se pudo ver la primera jugada, cuando Jorge Ubiría remató y atajó Héctor Santillán. Luego, Alem comenzó a utilizar la pelota parada en los pies de Manzini. El ex Jota Jota tuvo un tiro libre y Berro sacó el peligro al córner.

El encuentro era interesante en ese momento y Claudio Galeano tuvo un claro disparo, a los cinco minutos, pero Santillán le sacó el gol. Alem se repuso y tuvo una jugada peligrosa, 60 segundos más tarde, cuando De Santis remató desviado.

A los nueve, Galeano desperdició el primer tiro libre de Urquiza, pues lo tiró a las manos de Santillán. Un rato más tarde, Diego Grecco recibió la primera amonestación y del tiro libre posterior casi se produjo la apertura del marcador. Por suerte para Urquiza, el línea dos, Juan Manuel Massa, levantó bien la bandera y Mastrángelo cobró la posición adelantada.

Tras llegar al cuarto inicial, el partido entró en un momento de tensa lucha, en donde la pelota terminó más afuera que adentro de la cancha. Los dirigidos por Garabello parecían beneficiarse con esto, porque Jota Jota entraba en el juego de Alem. A los 22´, Berro sacó un remate de Manzini al córner y Urquiza volvía a salvarse.

Recién a los 30´ Urquiza pudo acercarse al arco de Santillán, con un tiro libre que Hidalgo sacó de la galera, pues simuló una falta y el juez compró. Intentando recordar buenos momentos, pues hace un año Guzmán le había metido un gol de tiro libre a Santillán, el disparo del defensor pegó en el travesaño y todos los presentes quedaron mudos. Después de eso, Hidalgo no logró conectar un tiro de esquina.

A partir de ahí, los dirigidos por Cataldo se fueron del partido y se condicionaron a sí mismos. ¿Por qué? Porque primero Guzmán, cuando le dio un codazo a De Santis que no vio el árbitro pero sí Massa, y luego Dávila, por una dura patada al mismo punta, fueron dejando al equipo diezmado. Alem utilizaría este regalo en el complemento.

Pero, el primer tiempo aún no había finalizado e Hidalgo tuvo la más clara para los de Caseros: un remate suave desde la izquierda, que Santillán controló sin problemas. Con un poco más de fuerza, a lo mejor el colombiano hubiera abierto el marcador a los 42´. Enseguida, Galeano le cometió una falta desde atrás a De Santis y por poco no fue expulsado, lo que hubiera sido catastrófico. Solo recibió una amarilla, como antes Grecco y luego Ubiría.

El Celeste estaba muy condicionado, como en la cuerda floja, y Alem trataba de aprovecharlo. Claro, el tema es que aún no sabía como. A los 47´, Manzini tuvo un remate y Berro despejó todo al tiro de esquina.

El descanso llegó como algo necesario, sobretodo para Jota Jota. Cataldo tendría que hablar con los jugadores y analizar sí haría algún cambio, que finalmente no hizo. Garabello, en cambio, con la tranquilidad de la ventaja numérica, sabía que tenía que hacer una modificación ofensiva y la hizo: el delantero Lucas Rodríguez por el defensor Ramasco.

El juego se inicio como al final del período anterior, con un Alem que manejaba la pelota por la necesidad de un triunfo más que por convicción propia. A los cuatro minutos, antes de retirarse por Ezequiel Arguello, Rodolfo Carmarán remató al arco y el esférico pegó en el palo. El Dt. local seguía metiendo gente en el ataque y solo dejaba dos defensores. Un riesgo que tendría premio.

Dos minutos después de esta jugada, Manzini fue empujado por Claudio Steinbach y al instante es chocado por Berro (Recibió la tarjeta amarilla), por lo que el juez vio penal y lo cobró. Manzini es quien patea, a la izquierda y debajo de Berro, quien se tiró para el otro lado. Así generó el festejo de las 200 personas que se acercaron al estadio, quienes no podían creer como su equipo volvía a ganar tras 13 fechas.

A pesar del 0-1 en contra y de estar jugando nueve contra 11, el mejor fútbol del Jota se vio en este período. A los diez, un cabezazo de Steinbach rebotó en el césped y casi se le mete a Santillán, quien se quedó con la pelota. Luego de eso, Urquiza mantuvo la pelota y fue Galeano el que esta vez no pudo igualar.

Cataldo metió mano al banco y los 14´ lo puso a Matías Barcos, por Galeano, para defender mejor el sector derecho. El “Sapo” volvió a pasar desapercibido por momentos, al igual que Valinotti y Bruno Policella, quien no logró aportar nada positivo.

Alem se mantenía despierto, mientras el Celeste seguía dormido. A los 17´, De Santis tiró un centro y Manzini cabeceó al palo derecho de Berro, quien poco podía hacer. El arquero, a pesar de todo, era el mejor en Urquiza y enseguida lo demostró con una buena atajada, cuando se le metía la pelota.

El cotejo se hizo de ida y vuelta, porque los de Caseros intentaban llegar al arco de Santillán con nueve, cuando no habían hecho mucho con 11. A los 25´ se perdió el gol Ubiría; a los 26´, De Santis pudo haber definido todo, pero Steinbach llegó justo para cerrar y se salvó el Jota.

El segundo cambio en Urquiza fue el de Salvatierra por Hidalgo, quien se había cansado y no podía generar peligro. Justamente, a los 31´, Antúnez (Otro de los que apareció poco) mandó un tiro libre y “Salva no pudo conectar”. Mientras eso sucedía, al rato Alem seguía perdiéndose goles.

Sin embargo, eso iba a terminar pronto, porque De Santis recibió la pelota tras una muy buena contra del “lechero” y desde la derecha remató cruzado ante un Berro que se tiró pero no pudo despejar el disparó. Era el 2-0 para los de Garabello, quien nunca hubiera imaginado que su equipo le regalaría este triunfo.

Tras esto solo quedó tiempo para los últimos cambios: Zone por Manzini (Nota del R: El “hueso” se retiró como una de las figuras, junto a De Santis, y demostró que siempre tiene buenos partidos ante Urquiza. Otra vez volvió a ser “duro de roer”, como lo fue Alem), quien se fue en camilla pero en realidad no tenía nada; y Germán Sotto por un errático Policella. Párrafo aparte la actuación de Sotto, quien en los pocos minutos que disputó puso muchas ganas para volver a ser titular, corrió todas las pelotas y tuvo un tiro libre interesante. Las mismas ganas que de a ratos puso Salvatierra, quien se dio cuenta que no es imprescindible y que no tiene el puesto comprado.

Esta derrota con Alem dejó muchas cosas, que serán analizadas los próximos días. No obstante, las principales son que Urquiza se tiene que serenar y no perder la calma como la perdió en General Rodríguez; que tiene que trabajar para poder anotar un gol de nuevo (Hace tres partidos que no marca tantos) y hacer lo imposible para volver a la victoria (Hace cinco que no gana y, a su vez, cinco partidos que no vence como local). La próxima fecha será ante otro rival que no viene bien, como es Ferrocarril Midland, desde las 16:00 horas del sábado y en la “Cueva” (Dirigirá Fernando Velarde, el árbitro que posee el peor nivel de la C).

Por lo tanto, Cataldo, sus colaboradores y los futbolistas tendrán que trabajar mucho, porque Juan Carlos Zerrillo presentó la renuncia pero igual podría dirigir un último encuentro. Entonces, así como pasó con Alem y Garabello, que no pase lo mismo con el “funebrero”. Urquiza tiene que dejar de levantar “muertos”, pues todos los rivales que están en las últimas posiciones renacen ante el Celeste. Esto ya es el colmo y sí la cosa no cambia no habrá ni Reducido ni nada. Urquiza todavía puede terminar el torneo de una manera digna. Pero, como esto depende solo de Jota Jota, el único responsable de darle un vuelco a este presente es y será Jota Jota…


kaser Copyright © 2004/2019 www.jjurquiza.com.ar