Club Atlético
Justo José de Urquiza
La Historia
La Sede
Las Inferiores
Las Fotos
Varios
 

Noticias


Un Adios para el maestro
por Gustavo Aroldo Publicado el 30 de Abril de 2011

Click para ampliarUna mañana gris de otoño, fue le escenografía con la que el destino quería que despidiéramos a uno de los grandes escritores de la historia Argentina.

A consecuencia de una neumonía, y luego de una bronquitis de varios meses a los que se sumaban algunos problemas de visión, cuando el almanque marcaba 99 años, nuestro vecino de Santos Lugares pasaba la inmortalidad.

Estar considerado uno de los mejores escritores de la historia Argentina, por ser el autor de "El Túnel", “La Resistencia” y "Sobre héroes y tumbas", entre otros libros, o tener el honor y responsabilidad de presidir la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) para poder darle vida al informe "Nunca Más", (que sirvió de base para el juicio contra los genocidas de la última dictadura), no lo alejó nunca de su barrio. De su amor por Santos Lugares y ese frondoso jardín de arboles tan añejos con el mismo.

Atrás quedaron los "años mosos", que lo llevaron a los 22 años a ser elegido Secretario General de la Federación Juvenil Comunista y dando un curso sobre marxismo conoció a Matilde Kusminsky Richter con la que se casaría en 1936 (cuando nuestro club estaba naciendo, hace 75 años), para luego irse alejando de la ciencia para meterse le lleno en la literatura.

Recorrer su obra, nos llevaría más de una nota, pero su manera de pensar y su trabajo sigue una línea que respetamos y valoramos, ya que las futuras generaciones no sólo encontraran, en su literatura a un vecino, a una persona de perfil bajo, sino que encontraran en el "Nunca Más" un detalle de unos de los días más tristes que vivió nuestro país.

Está siendo velado en el club Defensores de Santos Lugares, en Tres de Febrero, a varios kilómetros de Rojas, su ciudad natal, pero los libros son universales y las otras trascendentes también, por eso quedemos despedirlo citando una párrafo de su libro “La Resistencia”:

Si nos cruzamos de brazos seremos cómplices de un sistema que ha legitimado la muerte silenciosa. Los hombres necesitan que nuestra voz se sume a sus reclamos. Detesto la resignación que pregonan los conformistas ya que no es suyo el sacrificio, ni el de su familia. Con pavor he pensado en la posibilidad de que, como esas virulentas enfermedades de los siglos pasados, la impunidad y la corrupción lleguen a instalarse en la sociedad como parte de una realidad a la que nos debamos acostumbrar.

Hasta siempre Ernesto.


kaser Copyright © 2004/2019 www.jjurquiza.com.ar