Club Atlético
Justo José de Urquiza
La Historia
La Sede
Las Inferiores
Las Fotos
Varios
 

Noticias


75 diamantes celestes
por Gustavo Aroldo Publicado el 07 de Junio de 2011

Corria el año 1936 y había en Caseros tres instituciones deportivas. Atletico Caseros, el Club Social, el Atlético Unión de Caseros.

Los tres vivían en paralelo en el incipiente Caseros de la época hasta que a mediados de mayo, comenzó a surgir la idea que estas tres fuerzas se unirían para formar una nueva institución.
Así llegó el día 8 del sexto mes y los clubes interesados nominaron una terna de delegados para que integraran una reunión que iba a ser trascendental.

Fue así que representando al Club Social, los Sres. Luis M. Sáenz, Alberto Seisdedos y Emilio Buceta, se reunieron con los representantes del Club Atlético Unión, los Sres. José L. Vázquez, Enrique Aringoni y Ernesto R. Rousset, y a los del Club Atlético Caseros, los Sres. Dante Giorgi, Oscar Varaona y Sergio Moglia, para sumar ideas y ponerse de acuerdo en lo que se estaba creando.

Se estaba gestando una nueva fuerza, y minutos después quedaba acordado que por sorteo, sé elegiría quién de los presidentes de las Instituciones antes mencionadas ocuparía en un principio el cargo de presidente en el nuevo “Club”.

Pero atención, la nueva institución no debería tener ninguna palabra inglesa en el nombre, por eso la palabra Club, quedo reemplazada por Asociación Social.

Esta asociación debía no sólo tener una función social, sino también deportiva. Entonces la primera parte del nombre ya estaba formada: Asociación Social y Deportiva.
Claro, faltaba el nombre de un prócer, y que mejor que el vencedor de la batalla de Caseros, para terminar que completarlo.

Así nacía, hace 75 años, La Asociación Social y Deportiva J.J. de Urquiza. Y que color debería ser su camiseta? Celeste, como las tropas de Urquiza.

Todo dicho, se sorteaba quién sería el nuevo presidente resultando electo el Sr. Juan Carlos Pena, y se firma el acta de fusión.

Como en la santísima trinidad, el dogma del cristianismo, tres fuerzas formaron desde ese entonces a una sola. Esta nueva fuerza celeste comenzaba a tener vida, y se estableció que todos aquellos que ratificaran su inscripción como asociados serían sus fundadores.
Así se inscribió al primer socio Sr. Pedro P. Almirón, luego a Humberto C. Apollonio, Eduardo Caferatta, etc, etc, y la historia no se detuvo más.

La década del 40 llegó pronto y ya desde el principio el celeste de Caseros, empezó a jugar en la tercera de ascenso. Mientras que institucionalmente, aquel club que tiene la puerta de su sede diametralmente frente a una biblioteca, (siendo un detalle no menor y el único en esa condición del futbol argentino) porque se sostenía que el deporte debe ser un complemento de la educación, seguía creciendo en la esquina de Belgrano y Sarmiento de Caseros.

Las décadas del 50 y 60 iban a encontrar al celeste como una de las instituciones deportivas más grandes de Caseros. No sólo por la que pasaba en el futbol, sino porque los bailes de carnaval en nuestra cancha de Kelsey, eran los más grandes del partido y más de uno se volvía a su casa con los zapatos llenos de tierra después de bailar toda la noche en el campo de juego.

Luego de aquellos años de alegría, de progreso y de felicidad, con un predio con piletas, tribunas y cancha a metros de la estación Caseros, llegarían los momentos tristes del año 1978. A J.J.Urquiza le quitaron arbitrariamente sus terrenos en la calle Kelsey, y hubo que comenzar de nuevo.

Muchos socios emigraron, primera división desciende a la “D” y algunos “valientes” socios y simpatizantes se pusieron el club al hombro para que, el que club que nació, se crió y vivió en Caseros, no desaparezca.

Las horas grises fueron transformándose en celestes, y cada minuto lleno de sacrificio hicieron posible que Jota Jota soporte todos los vaivenes económicos y sociales del país.

Con humildad y con sacrificio, (y nos alejamos un poco de los nombres porque citarlos a todos sería una lista muy extensa), cada uno que se acercaba sumaba lo que podía y el club volvió a salir a flote.

Hubo ascensos, descensos, muchos momentos alegres y muchos tristes, pero estos 75 años que hoy nos toca cumplir, nos encuentra con una institución llena de obras, llena de ganas de seguir creciendo y por sobre todo lo demás con una dirigencia joven, que se crió literalmente en el club.

Así es que estos 75 años, nos llena de orgullo, porque los de la “vieja guardia” todavía están, porque los hijos de los “viejos” dirigentes, socios y simpatizantes ya están hace años trabajando para el club y porque las nuevas generaciones, estamos seguros, que mamarán este amor por el celeste de Caseros, que hoy cumple años.

Sin olvidar a los que ya no están, pero que seguramente desde arriba hoy nos abrazan para festejar los 75 años de su segunda casa, hoy festejamos porque Jota Jota fue, es, y será eso. Un club que siempre tendrá las puertas abiertas a la sociedad, que trata de integrar a todos y que todos los días (y hoy más que nunca) se enorgullece de decir: 75 años en Argentina, 75 años en Tres de Febrero, 75 años en Caseros, 75 años de J.J.Urquiza, Bodas de Diamante que coronan este gran pasión por esta, ya antológica, remera celeste de vivos blancos.








kaser Copyright © 2004/2019 www.jjurquiza.com.ar