Asociación Social y Deportiva Justo José de Urquiza
La Historia
La Sede
Las Inferiores
Las Fotos
Varios
 

Noticias


Victoriano Arenas 0 – J.J.Urquiza 0
por Gustavo Aroldo Publicado el 15 de Octubre de 2020

El 26/11/1994 se jugaba la última fecha del torneo Apertura de 1994, y sería una fecha que quedaría marcada a fuego en la historia celeste ya que el primer equipo, luego de empatar con Victoriano Arenas, se coronaba campeón.

Este es el resumen de la Fecha Nro. 15 de ese torneo, recopilada por Alfredo Armiento del diario Clarín de la época.


VICTORIANO ARENAS 0 -- J. J. de URQUIZA 0

Victoriano Arenas: D. Rodríguez, Lizarraga (5), San Martin (6), Leiva (5), Casinerio (6); Meana (5), Venezia (5), Cisneros (5), Pezzano (7); Avila (5) y Vallejos (5).

DT: H. Zerrillo

J. J. de Urquiza: Bianchi (7); Soto (5), Baigorria (6), Álvarez Cabrera (7), Ravelo (5); Lugo (5), Cabral (5), O. Valdez (6), W. Gómez (5); Ovelar (5) y M. Valdez (5).

DT: R. Della Vecchia.

Cancha: Victoriano Arenas.
Arbitro: J. Carrizo (bien).

Cambios: ST, 33m G. Rodríguez por Venezia, 36m De la
Rosa por M. Valdez, 38m Lombardo por Vallejos y 42m Testa por W. Gómez.
Amonestados: Casinerio, Venezia, Ravelo, Álvarez Cabrera y Cabral.

Suplentes. Victoriano Arenas: Montilla, Castro y Gil; J. J. de Urquiza: Junco, Ramos y Saucedo.

El empate le bastó a Urquiza para festejar

La coronación fue emocionante. Cuando el árbitro Carrizo tomó la pelota con las manos y marcó el final, los jugadores de Justo José de Urquiza emprendieron una carrera loca hacia la pequeña tribuna que contenía a los quinientos hinchas frenéticos que sólo querían festejar el campeonato obtenido. A través del alambrado, trepados a lo más alto, jugadores e hinchas se abrazaron interminablemente. Desde el centro del campo, el técnico Ricardo Della Vecchia, con los ojos empapados con lágrimas, recibió las felicitaciones de todos y se dejó envolver por el cariño de la gente, que pocos meses atrás no soñaba con un presente así. Lleno de felicidad y con mucho de hazaña.

Victoriano Arenas fue el último obstáculo que debía sortear J. J. de Urquiza para llegar al título. Cañuelas lo acechaba a dos puntos, pero una gran diferencia de gol transformaba en una ilusión el campeonato para los del sur. El empate final que consiguió J. J. en esta última fecha, entonces, clausuró con contundencia una campaña exitosa y con momentos brillantes.

La superioridad que demostró Victoriano Arenas en largos pasajes del encuentro no alcanzó, para enturbiar el logro de Urquiza. En ningún momento, aún en la adversidad, el equipo de Della Vecchia perdió la solidez ni el orden. Las virtudes que exhibió a lo largo del torneo aparecieron en cuentagotas. Pero alcanzaron para dejar en claro quién era el campeón.

La sobriedad del arquero Bianchi y la soltura del debutante Álvarez Cabrera fueron los puntos más altos en la última función. La prolijidad defensiva y los contados aciertos ofensivos abortaron lo que pudo haber sido una derrota ante un rival peligroso.

La presión que ejerció Victoriano Arenas en el primer tiempo se diluyó en el complemento. Los nervios y la ansiedad ataron a Urquiza que prefirió entregar el protagonismo para jugar decididamente de contragolpe. Con el correr de los minutos, el partido pasó a un segundo plano.
Las noticias que llegaban de Cañuelas aseguraban el campeonato.

El último cuarto de hora fue lo mejor de J. J. de Urquiza. Allí dejó en claro su superioridad sobre el resto de los equipos de la categoría. Ovelar estuvo a punto de convertir de cabeza y sobre la hora se lo perdió De la Rosa de manera increíble.

Y llegó el final y el festejo tan esperado. "Me contrataron para salvarnos del descenso y alcanzamos el título", confesó el técnico. Los jugadores, desnudos y sudorosos habían corrido sin parar se despegaron de sus hinchas y corrieron a buscar a su entrenador (el Mago para todos
ellos) para sumarlo a la vuelta olímpica.

La que coronó a Justo José de Urquiza campeón de la Primera D.



kaser Copyright © 2004/2020 www.jjurquiza.com.ar