Club Atlético
Justo José de Urquiza
La Historia
La Sede
Las Inferiores
Las Fotos
Varios
 

Noticias


La contundencia fue la clave
Publicado el 02 de Octubre de 2006

San Carlos sufrió una dolorosa caída en su estadio de Berisso ante J.J. Urquiza. El 3-0 final no marcó las verdaderas diferencias entre ambos equipos, pero sí dejó en claro que hubo un conjunto contundente (el visitante) y otro que no supo manejar el partido y para colmo desperdició cada una de las situaciones de gol que creó. La única sonrisa de la tarde para los simpatizantes de la Villa estuvo en la plaqueta que el plantel y el cuerpo técnico le entregó a Leandro Martini antes del inicio del partido por los quince años cumplidos en la primera del celeste, y el cuadro que le regaló la parcialidad celeste en el entretiempo al odontólogo.

De movida nomás se vio que iba a ser una tarde complicada para el local. Es que pese a que Pablo Licht jugó como volante central y Ariel Carlos por derecha, otra vez la Villa volvió fallar en la recuperación del balón en la mitad de la cancha. Por eso el veterano Pablo Cameroni pudo hacer de las suyas.

La Villa tuvo una chance a los seis minutos para cambiar el destino del partido, cuando Chiquilito desbordó por derecha y cedió un centro al primer palo que conectó el Japonés Sánchez, pero el arquero Borgnia respondió bien rechazando el balón al córner. San Carlos lo desperdició y el conjunto de Caseros no perdonó: Cameroni, en un tiro libre desde lejos y con viento a favor, le pegó con rosca y burló al arquero de sobrepique.

San Carlos intentó la reacción, pero el partido era controlado por la visita. De todas formas, tuvo dos chances claras para llegar al empate antes del final de la primera mitad, aunque los parantes del arco de Borgnia le negaron el grito de gol a Matías Sánchez, primero con un tiro libre al ángulo y luego con un cabezazo cruzado.

ASI LO LIQUIDO

La fortuna no estaba del lado del villero y quedó claro apenas comenzó el segundo tiempo, cuando a Carlos Batarás lo habilitaron con un cambio de frente y de zurda dejó haciendo vista a Churrupit para sellar el 2-0.

Pero todavía había más desde los pies del veterano Cameroni, que tomó la pelota en la puerta del área, apuntó y la colocó por debajo del cuerpo de Churrupit para liquidar el pleito. En síntesis, un 3-0 que fue exagerado porque no hubo tantas diferencias entre uno y otro equipo, pero que premió la contundencia de la visita, que se encamina a pelear por el título de campeón.

Para la Villa queda el trabajo de la semana para corregir algunos yerros defensivos que lo están condenando a alejarse indefectiblemente de la lucha por cosas importantes

Autor : Diario El Dia



kaser Copyright © 2004/2019 www.jjurquiza.com.ar